Internacional Latinoamérica


Lenín Moreno traicionó y estableció una dictadura en Ecuador: Patiño


Publicacion:23-11-2019

+ + - -

El excanciller ecuatoriano Ricardo Patiño considera que el actual presidente de su país, Lenín Moreno, traicionó a la Revolución Ciudadana

 

México.- El excanciller ecuatoriano Ricardo Patiño considera que el actual presidente de su país, Lenín Moreno, traicionó a la Revolución Ciudadana para establecer un régimen con visos dictatoriales, afín a los intereses de las élites económicas.

 

“Fue candidato nuestro, del movimiento que se llamaba en ese entonces Alianza País. Fue candidato con nuestro programa. Su consigna principal era ´vamos a continuar y consolidar el proyecto de la Revolución Ciudadana. Vamos a profundizar lo que hizo Correa’”, recuerda Patiño en exclusiva con Notimex.

 

Sin embargo, precisa, “en vez de eso se entregó inmediatamente. Parece que por debajo de la mesa había llegado a un compromiso tanto con el gobierno de Estados Unidos como con las élites del poder en Ecuador, los banqueros, grandes empresarios, etc.

 

Traicionó. Se entregó a esos poderes y comenzó a hacer lo contrario de lo que nosotros hicimos durante 10 años, que había generado progreso, bienestar, inclusión, derechos para todos los ecuatorianos”.

 

Para el también exministro de Defensa, Moreno ha caído en lo contrario que se esperaba de él cuando resultó victorioso en las urnas para sustituir a Rafael Correa, en 2007.

 

A raíz de ello, “el pueblo ecuatoriano lo repudia, pero se mantiene en el gobierno. Ha habido manifestaciones muy grandes contra él porque básicamente ha entregado el poder económico a la banca, le ha permitido elevar sus intereses y comisiones”.

 

Patiño, formado como economista en México, país en el que reside actualmente en calidad de refugiado por razones políticas, llama a no perder de vista que el gobierno del “traidor” Moreno ha disminuido subsidios y elevado tarifas, como la de la gasolina, aunque el último aumento a este respecto fue rechazado masivamente por el pueblo en las jornadas de protesta de octubre, que obligaron al gobierno a revertir su decreto del aumento al combustible.

 

“Tuvo que dar marcha atrás”, pero así y todo ha habido “despido de trabajadores, disminución de derechos laborales y otras medidas que afectan a los más pobres y han generado un repudio masivo a su gestión”.

Una dictadura criminal

Por todos estos elementos de índole socioeconómica, y otros institucionales y represivos, Patiño califica al actual gobierno ecuatoriano de dictatorial.

 

El régimen de Moreno, estima, “ha violado la constitución, como cuando acabó con los consejos de participación ciudadana; ha destituido fiscales, procuradores, superintendentes, a la corte constitucional del Ecuador, el único organismo que no puede ser sujeto a juicio político por la Asamblea Nacional.

 

Las cortes de justicia están en permanente evaluación, lo que les resta independencia al tenerlos permanentemente presionados. Eso ha hecho que se persiga a ciudadanos ecuatorianos, particularmente los vinculados con Rafael Correa”.

 

En ese sentido, Patiño denuncia que el vicepresidente electo de Ecuador, Jorge Glas, “lleva dos años presos sin ninguna prueba, por la famosa trama de Odebrecht, cuando no está enjuiciada la compañía”.

 

“Igual sucede con Correa y conmigo, que estamos siendo perseguidos”, agrega, al tiempo que afirma que no hay pruebas en su contra. “La prefecta de Pichincha fue tomada presa sin ninguna prueba, sólo porque en un tuit puso que compartía la preocupación de nuestro pueblo por los derechos que estaban siendo pisoteados”.

 

“Es increíble lo que en nuestro país sucede en términos de persecución”, lamenta el excanciller, requerido por la justicia ecuatoriana por presuntamente instigar a la comisión de delitos.

 

“Hay dictadura por las violaciones a la constitución y también por lo que sucedió ante las reclamaciones de principios de octubre. Más de una decena de muertes, más de mil heridos, decenas de personas perdieron sus ojos como consecuencia del lanzamiento de las bombas lacrimógenas. Crímenes producidos por la decisión represiva del régimen de Moreno. Por eso lo califico como una dictadura criminal”, espeta.

La herencia del gobierno de Correa

El actual gobierno ecuatoriano justifica su sensible situación económica en la “mala” herencia que recibió de su predecesor, encabezado por el expresidente Rafael Correa.

 

Al respecto, Patiño subraya que “el único que justifica sus desaciertos económicos por una supuesta herencia de mal manejo del gobierno de Correa es Moreno. Nadie más afirma eso. Sus dos primeros ministros de Finanzas lo negaron y desmintieron, por lo que tuvo que botarlos a los dos”.

 

Según refiere, “las instituciones internacionales como Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), Naciones Unidas, Unctad (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo), revistas como The Economist, etc., demuestran que no es así.

 

Niegan que Correa haya dejado un Ecuador sobrendeudado. El nivel de deuda externa cuando Rafael Correa salió fue del 27 por ciento sobre el PIB y la economía ecuatoriana creció por encima del promedio latinoamericano durante los 10 años de nuestro gobierno”.

 

Por tanto, “todas estas afirmaciones de Moreno son falsas”. “Solamente él y sus compadres de las grandes élites del poder en Ecuador manifiestan eso. Ningún organismo serio se hace eco”.

 

“El manejo de la economía y las políticas públicas en Ecuador, sin falsa modestia, fueron un ejemplo que organismos internacionales han puesto como ejemplo para países en vías de desarrollo”, concluye.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario